VIDANOCTURNA

Es un foro que representa un segmento de la sociedad donde el grupo de personas mantienen conversaciones más o menos en torno a un tema en común y específico o bien cualquier tema de actualidad. En todo foro aparecen las figuras del administrador
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Diferentes tipos de depilación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 445
Edad : 35
Localización : Campana
Fecha de inscripción : 12/02/2008

MensajeTema: Diferentes tipos de depilación   Vie Feb 29, 2008 4:02 am

Diferentes tipos de depilación


DEPILACIÓN A LA CERA
La depilación con cera es una de las más temidas por las mujeres y, sin embargo, es una de las más efectivas y económicas. Si quieres una depilación duradera no lo dudes, la cera es la mejor elección.
Para este tipo de depilación es aconsejable emplear ceras elaboradas con productos naturales, cuya principal característica es que se adhieren al pelo y no a la piel, permitiendo que el vello salga de raíz.
La cera es uno de los métodos depilatorios más antiguos y, según las características de la piel y las necesidades de la depilación, se puede emplear fría, tibia o caliente.


DEPILACIÓN ELÉCTRICA
Gracias a las pequeñas pinzas que incorporan, estos aparatos se han convertido en un método depilatorio muy eficaz y cada vez más extendido entre las mujeres. La primera generación de depiladoras eléctricas eran muy dolorosas pero esto ha ido mejorando y gracias a una nueva distribución de las pinzas, complementos de masajes y los accesorios de frío, han conseguido que desparezcan las molestias.

Se trata de un método muy rápido, cómodo y limpio que elimina el pelo de raíz, por lo que poco a poco lo va debilitando y provoca que cada vez salga con menos fuerza.

Sin embargo, también tiene sus inconvenientes, y es que esta técnica no realiza un peeling como lo puede hacer la cera, lo que provoca que algunos pelos puedan quedarse enquistados bajo la piel.


CREMAS DEPILATORIAS
Es un método fácil de aplicar y relativamente barato pero es muy agresivo para la piel. Por eso, las personas que tienen la piel sensible deben descartar el empleo de cremas depilatorias.

El procedimiento de depilación con estas cremas es muy sencillo; te pones la crema sobre la zona que desees, esperas unos minutos y como si de magia se tratase, el pelo desaparece. Después, para dejar la piel suave, puedes aplicar polvos de talco o crema hidratante.

Cuando aparecieron en el mercado tenían un olor muy fuerte y desagradable. Las últimas generaciones de cremas depilatorias van solventando este problema, pero no dejan de ser una crema fuerte que irrita la piel y que puede provocar reacciones alérgicas.


CON CUCHILLA
¿Quién no se ha visto alguna vez ante una urgencia y ha tenido que recurrir a la maquinilla de afeitar? Este método para un momento desesperado está bien, pero no debes tomarlo como rutina. Esta técnica corta el pelo al nivel de la piel, lo que provoca que éste crezca rápidamente y con más fuerza.

Ahora puedes encontrar cuchillas fabricadas especialmente para la depilación femenina que gracias a su cabezal ovalado se adaptan a todas las zonas del cuerpo. Además, para evitar los temidos cortes, tienen una banda lubricante y hojas con hilos protectores. El único mantenimiento que requieren es cambiar de forma frecuente la cuchilla.

Los nuevos geles y espumas depilatorias sin jabón preparan la piel para el afeitado. Estos productos facilitan el deslizamiento de la cuchilla y consiguen un acabado mucho más depurado dejando una piel suave e hidratada.



CON PINZAS
Las pinzas son uno de los instrumentos depilatorios más antiguos y también el más lento. Es el más apropiado para eliminar el vello de las cejas y de algunas áreas faciales. Son fáciles de usar, por eso puedes hacerlo tú misma en casa sin necesidad de acudir al salón de belleza.

Lo único que necesitas es una pinza con punta delgada para que agarre bien los pelos. Suelen ser baratas y duran mucho tiempo.

Este método puede ser algo agresivo y tiende a irritar la piel. Es normal que aparezcan ronchitas rojas en la zona depilada, que desaparecerán pasados unos minutos después de la depilación. Para evitar este tipo de problemas, es aconsejable que después de la depilación con pinzas se aplique un gel refrescante.



DEPILACIÓN ELÉCTRICA
Se trata de un método definitivo, ya que el pelo que se destruye ya no vuelve a salir. Esta técnica se realiza con una aguja que se canaliza por el folículo piloso hasta la base del pelo, donde se transmite la corriente. El objetivo de este tipo de depilación es la eliminación, mediante la corriente eléctrica, de la papila y de las células que son capaces de renovar el folículo piloso y, por lo tanto, responsables de que vuelva a crecer el pelo.

Como ocurre con la fotodepilación, la eliminación del vello con esta técnica es de forma progresiva, por lo que una sola sesión no basta para eliminar el pelo de forma definitiva. Las sesiones necesarias dependen de las características de cada mujer.

Es un método doloroso, por lo que se suele usar la anestesia para que la paciente pueda aguantar una sesión de una hora. Por este motivo, es muy importante que te lo haga un médico que conozca la técnica.

Debido a que es un sistema muy lento, suele ser empleado para zonas muy concretas ya que si la zona a tratar es muy extensa el tratamiento puede durar una eternidad. Aproximadamente se necesitan 60 minutos para las ingles y 15 minutos para las zonas como el bigote o la barbilla.



FOTODEPILACIÓN
Eliminar el pelo mediante la fotodepilación cada vez es más común, ya que los estudios realizados por los dermatólogos demuestran que tiene una naturaleza no invasiva, es decir, no es dañina para la salud, y sus resultados, en la mayoría de los casos, son permanentes.

Este método consiste en que a través de un filtro de cuarzo se emite un flash de luz intensa. Esta luz es absorbida por la melanina que se encuentra en el bulbo y en el tallo del pelo. De esta forma se destruyen los folículos pilosos (estructura de la piel donde se aloja el cabello), impidiendo su nueva aparición y manteniendo la piel intacta.

En principio, es definitiva sobre el 80 o 90 % de la zona tratada. Para que los resultados sean lo más óptimos posibles, se recomienda que este sistema se aplique en la fase de crecimiento del pelo. El tratamiento suele durar unos tres o cuatro meses.

Gracias a su naturaleza no invasiva se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, hasta en las más sensibles como las aureolas o las ingles. Además, si eres de esas personas que no soporta el dolor de la cera o de las corrientes eléctricas, este es tu método ya que es prácticamente indoloro.

La eliminación del vello con este método es de forma progresiva, por lo que una sola intentona no es suficiente. En cada cita con el dermatólogo o el esteticista se repite el tratamiento que hará que cada vez crezcan menos pelos y de forma más débil. Por lo general, se necesitan 4 ó 6 sesiones, aunque esto está en relación con las características de la persona y la zona a tratar.

Este tratamiento está contraindicado para todas las personas que tengan problemas dermatológicos y para las mujeres embarazadas. Por este motivo te recomendamos que antes de ponerte manos a la obra consultes a tu médico.

Por supuesto, decir adiós al antiestético vello tiene un precio ya que la fotodepilación no es asequible para todos los bolsillos. Los precios suelen rondar los 120 € por sesión para las zonas más extensas como las piernas y unos 30 € las zonas más pequeñas como ingles, axilas y labio superior.



POR LÁSER
El láser puede proclamarse como el método de depilación del siglo XXI, y es que se ha convertido en el invento mágico que puede llegar a liberar a las mujeres del calvario de la depilación con ceras, cuchillas, cremas depilatorias, etc.

Desde que empezó a emplearse este método en el campo de la estética, cinco han sido los tipos de láser más usados: el Rubí, el de Alexandrita, el Nd-Yag, el Flash Lamp o Luz Pulsada y el de Diodos. Todos actúan de la misma manera y son igual de eficaces, la diferencia radica en la casa que los comercializa.

Debido a que es un método bastante nuevo, todavía no se sabe si es definitivo a la hora de eliminar el vello para siempre. Lo que sí se sabe, es que el pelo tarda mucho tiempo en salir, meses e incluso años.

El secreto del láser es que emite una longitud de onda que es absorbida por la melanina, que es un pigmento que se encuentra en todo tipo de pelo, y se calienta hasta producir la destrucción de la matriz y el folículo piloso, lo que provoca que ya no vuelva a crecer el pelo en este lugar.

El tratamiento de depilación con láser no requiere aplicación de anestesia y tarda, tan sólo, unos minutos. Después de las sesiones recomendadas, podrás disfrutar de una depilación duradera.

Es prácticamente indolora, cuando se produce el disparo en la zona tratada se puede notar un poco de calor, pero muy suave. Debido a la rapidez y brevedad con que se actúa no se puede considerar dolorosa.

El láser es más o menos efectivo dependiendo del color del vello y de la piel. El caso ideal son aquellas personas que tienen una epidermis blanca y el pelo negro. Para aquellas personas rubias o castañas claras, este método no garantiza tan buenos resultados.

La depilación por láser está contraindicada a personas con pieles bronceadas por el sol, a personas que están siguiendo tratamientos con antibióticos y a los que tienen un vello canoso.

Es muy importante que tengas en cuenta que este tipo de tratamiento sólo puede realizarlo un médico, ya que la UE lo tiene clasificado como tipo AA, que significa que no es invasivo, pero sí agresivo. Además, el láser no está recomendado para cualquier persona, así que la orientación de personal cualificado es fundamental.



DECOLORACIÓN
Muchas mujeres han dicho "no" a la depilación y han optado por la decoloración del vello. Está técnica ha sido muy empleada a lo largo de la historia y en los últimos años ha recuperado protagonismo.

Existen zonas muy sensibles, como el rostro, en las que la decoloración es más recomendable que la depilación. Este método es más efectivo si el vello es fino y poco abundante.

Aunque suele ser una técnica muy poco agresiva, es bueno tener en cuenta algunas recomendaciones: nunca se debe decolorar zonas con lesiones cutáneas como acné, eczemas, etc. Una vez que ya has aplicado el producto, es importante que la zona decolorada no la expongas al sol sin protegerla con un factor elevado.

Los productos decolorantes se pueden comprar en farmacias, en grandes almacenes o en establecimientos especializados en belleza. La presentación suele ser en dos botes; uno con agua oxigenada y otro con polvo decolorante, que se suelen mezclar. También incluyen una espátula de madera o de plástico con la que untar el producto.

El procedimiento de la decoloración es muy sencillo. Lo primero que hay que hacer es limpiar la zona con agua y jabón. Luego, siguiendo las instrucciones del producto, deberás mezclar el contenido de las dos botellitas. A continuación, y con la ayuda de la espátula, extiende la mezcla y espera el tiempo que recomienda el producto. Para retirarlo utiliza agua fría (nunca caliente para no abrir el poro) y una vez seca la piel no te olvides de hidratarla.



RETARDADORES DE CRECIMIENTO
Todos los métodos depilatorios suelen ir acompañados de productos inhibidores del crecimiento del vello. La enzima o sustancia que aportan logra que el pelo crezca con mayor lentitud, en menor cantidad y más fino.

_________________
Cris Administradora de Vida Nocturna
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vidanocturna.mejorforo.net
 
Diferentes tipos de depilación
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Pantallas animadas
» Guardar diferentes tipos de muros y pisos
» Tipos de pastor aleman
» poner dos modulos de novedades diferentes
» Poner varios mensajes del portal de diferentes categorias

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
VIDANOCTURNA :: Foros Temáticos :: Foro Tendencias-
Cambiar a: